22.3.10

Situación

política social económica en nuestro país

Debido a la alta relacion en su comercio exterior con los EEUU y a caída de remesas provenientes de los migrantes (segunda fuente de divisas después del petroleo) producto de desaceleración de la economía norteamericana, no tardo en resentir los efectos del problema economico en el país vecino, el efecto domino que esto tuvo en todos los sectores de economía mexicana tardaron unos meses en hacerse presentes. El desempleo abierto subió a 4,06% a principios de ese año, comparativamente mayor con la tasa del año anterior que se encontraba en 3,96%, y solo a pricipios de 2009, 336 mil personas se quedaron desempleadas.[26] La debilidad de la estructura de finanzas del gobierno mexicano altamente dependientes del precio del petroleo y constante caída en producción de este recurso tuvieron una repercusión del presupuesto que obligo a elevar impuestos como el Impuesto al Valor Agregado, el Impuesto Sobre Renta y a instaurar impuestos nuevos a telecomunicaciones, desafortunadamente estos ingresos no van encaminados a nuevas inversiones o proyectos productivos, sino a mantener una burocracia inoperante que consume el 80% del presupuesto, esto plantea nuevos escenarios de crisis en un mediano plazo.
El año 2009 ha sido especialmente difícil para economía mexicana. Iniciar el año con expectativas oficiales pronosticaban un crecimiento exiguo en el trayecto de 2009. Sin embargo, al pasar los meses expectativas fueron tomando derroteros más pesimistas y en ocasiones contradictorios, por ejemplo, los pronósticos de la Secretaría de Economía y el Banco de México. Después de la epidemia dgripe A(H1N1), se comenzó a decir de una afectación de actividad económica en el país, especialmente del sector turístico que es tercera fuente de divisas para el país. El titular de Setur apuntaba en mayo de 2009 los hoteles de los principales destinos turísticos del país oscilaba alrededor de 10 y 30% a lo que se sumaba cada vez más frecuente cancelación de vuelos. Ante ese panorama el secretario Rodolfo Elizondo Torres pronosticaba una pérdida de más de 100 mil empleos.[27]
Por otro parte, desde 2008 el peso mexicano entró en una serie de devaluaciones frente al dólar estadounidense que lo llevaron a perder alrededor del 25% de su valor hacia 2009. 2006 (año de inicio del gobierno de Felipe Calderón) el dólar se compraba en 10,77 MXN, y a principios de 2009 se compraba en las ventanillas bancarias al precio de 13,48 pesos por dólar.[28] Se tomaron medidas para contener el desenzo del peso se aplicó una subasta de una parte de la reserva de divisas internacionales, lo que llevó al país a gastar más de 20 mil millones de dólares estadounidenses sin lograr los resultados esperados[29]
La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) apuntó en su reporte anual que México sería el país más afectado por la crisis económica en la región al presentar una contracción de 7% en su producto interno bruto. (PIB).[30

0 comentarios:

Publicar un comentario

NO ESTES SOLO CONOCE UNA AMIGA